El país tiene 362 millones de barriles de crudo prevendidos

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros.

Hay compromisos para rato. Las negociaciones, plagadas de irregularidades, que realizó el Gobierno anterior no se pueden deshacer. En hidrocarburos, por ejemplo, pese a las denuncias de corrupción y sobreprecios encontrados, los acuerdos firmados deben cumplirse obligatoriamente.

Las ventas anticipadas de petróleo son la situación estrella. Ecuador firmó, desde 2009, ocho contratos que comprometían crudo para obtener recursos que financien al expresidente Rafael Correa. Cinco de ellos fueron préstamos atados a barriles de petróleo. Los otros tres fueron transacciones con pagos anticipados del mismo recurso. En total, el correísmo comprometió casi 1.000 millones de barriles del principal producto exportable del país.

En diez años, la producción nacional aún no termina de llegar al nuevo dueño. China y Tailandia precompraron petróleo con condiciones cuestionables y que fueron renegociadas por la actual administración gubernamental. Aún quedan más de 362 millones de barriles de petróleo por entregar a las petroleras asiáticas.

Los embarques firmados por la administración anterior terminarán en 2024.

EXPRESO accedió al último reporte de entregas de crudo, de julio de 2019, y detectó que solo por los préstamos con petróleo comprometido se han entregado 354,5 millones de barriles más el pago de la deuda e intereses que bordean el 10 %. Estos acuerdos fueron declarados como reservados por el Ministerio de Finanzas, que dirigían Patricio Rivera y Fausto Herrera. La Contraloría, el año pasado, determinó que esa medida fue ilegal.

Luego de transparentar los datos se concluye que los créditos atados generaron recursos para Ecuador por más de 7.574,7 millones de dólares.

En las ventas anticipadas hay un escenario similar. Petroecuador firmó preventas por un total de 551 millones de barriles del recurso natural. Ahora, tras entregas con precios y fórmulas criticadas, quedan por entregar 157 millones de barriles (ver cuadro).

En dinero, lo entregado por las petroleras asiáticas, solo por preventas, suma 7.435 millones de dólares. Es decir, empresas como PetrochinaUnipec y Petrotailandia entregaron unos 15.000 millones para financiar al autodenominado gobierno de la revolución ciudadana con crudo de por medio.

A finales de 2017, durante la gestión de Lenín Moreno, Petroecuador inició un proceso de renegociación de los contratos de ventas anticipadas. La gerencia de la época logró cambios en precio, fórmula e incluso costo por transporte del hidrocarburo. Las reuniones se dieron en Houston, Estados Unidos, y tardaron más de seis meses.

Este Diario publicó que las empresas chinas pusieron condiciones complejas -como desligarse de obligaciones con la Contraloría- que dificultaron un nuevo acuerdo. Con Petrotailandia fue una negociación más sencilla porque las autoridades de esa empresa aceptaron que las condiciones correístas eran perjudiciales para el país.

Al final, se lograron cambios y se liberó crudo. Ayer, por ejemplo, la petrolera ecuatoriana anunció una nueva adjudicación de crudo. Con esa, son más de cinco las operaciones spot. Dicha venta (libre en el mercado) fue suspendida durante el gobierno del expresidente Correa.

Dos formas de entregar el crudo

Son mecanismos distintos que tenían el mismo fin. El gobierno del expresidente Rafael Correa utilizó dos formas de atar petróleo para obtener recursos con empresas chinas y tailandesas. Uno, el que se mantuvo en secreto, se trataba de préstamos que se hacían con la condición de comprometer crudo. El Ministerio de Finanzas realizó esas operaciones.

El segundo fue el de prevender petróleo. Ahí también había préstamos.

Fuente: Diario Expreso

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros