Las aplicaciones de entrega crecen y suman repartidores

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros.

A las mochilas verdes y amarillas de los motociclistas repartidores se acaban de sumar mochilas naranjas. Desde la semana pasada, la empresa colombiana Rappi comenzó a realizar pruebas en Ecuador para iniciar sus operaciones, oficialmente, este lunes 9 de septiembre de 2019.

La firma entra a competir con las plataformas Uber Eats y Glovo, que llevan un año en el mercado ecuatoriano.

Rappi planea expandirse en Ecuador con un sinnúmero de servicios para diferenciarse de su competencia.

Además de pedir comida a domicilio, el usuario podrá pedir también sus compras de supermercado y hasta dinero en efectivo, aseguró a EXPRESO Alejandro Freund, country mánager de Rappi en Ecuador. También buscarán implementar el alquiler de ‘scooters’.

Hasta el momento, según Freund, 5.000 personas se han inscrito para ser parte de los repartidores que comenzarán a operar, en principio, en Quito y Guayaquil. El objetivo de la firma es operar en ciudades como MantaCuenca o Ambato.

A escala regional, Rappi planea duplicar para finales del año el número de ciudades donde opera, luego de una inyección de $ 1.000 millones del SoftBank de Japón.

El acuerdo convirtió a SoftBank en el accionista mayoritario de la empresa colombiana, que desde hace cinco años se especializa en la entrega de pedidos de restaurantes y supermercados, manifestó en días pasados a la agencia Reuters el cofundador y presidente de Rappi, Sebastián Mejía.

“Estamos en cerca de 55 ciudades, ocho países”, dijo. “Planeamos acelerar eso”, añadió.

Fundada en 2015 en Colombia, Rappi también opera en Brasil, México, Argentina, Chile, Perú, Uruguay y Costa Rica. La compañía planea llegar a cerca de 100 ciudades para finales de año, dijo una portavoz de Rappi.

Mientras tanto, su competidor Glovo sumó nuevas zonas a su área de cobertura en el país. En Guayaquil incluyó al sector de la Isla Mocolí y en Quito al Valle de Los Chillos, Cumbayá, Tumbaco, el sur de Carcelén y El Condado.

Para cumplir con los estándares de tiempo de entrega de Glovo (menos de 45 minutos) en las nuevas zonas, la firma realizó cálculos técnicos para asegurar el número necesario de repartidores por sector.

Para Roberto Estrada, socio de Deloitte, las aplicaciones se han convertido en una opción ante la compleja situación laboral del país. Además son una tendencia global y brindan la posibilidad de generar un ingreso adicional a las personas.

En enero de este año, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) llamó a regular el empleo en las plataformas digitales. Además, advirtió que podrían recrear “prácticas laborales que se remontan al siglo XIX y futuras generaciones de jornaleros digitales”.

Sobre estos comentarios, Estrada aseguró que hay algunos aspectos que se pueden ir perfeccionando, y que para el trabajador es peor no tener un empleo.

Fuente: Diario Expreso

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros