Ecuador espera ingresos de $950 millones por venta de crudo a largo plazo

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros.

Ayer se realizó la apertura de sobres con las ofertas para adjudicar un contrato de venta de crudo Oriente a largo plazo. José Agusto Briones, ministro de Energía, explicó que este proceso se retoma luego de más de 10 años y es muy diferente a las cuestionadas preventas petroleras de la década correísta.

«Todo es transparente y a través de concurso público. Nada se está entregando a dedo. Hasta 2023 se comercializarán 20,6 millones de barriles de crudo en varios cargamentos, según la disponibilidad que tenga la empresa pública Petroecuador», manifestó el funcionario.

Así, la proyección es que se generen cuatro cargamentos de 360.000 barriles cada uno, durante 2020 y 2021, en ese orden. Luego, debido a que desde 2023 se finiquitan los contratos de preventa petrolera que todavía están vigentes, se liberará más crudo y los cargamentos aumentarán a 24 por año, hasta completar los 20,6 millones de barriles.

Buena noticia
El Gobierno espera conseguir ingresos adicionales por, al menos, 950 millones de dólares. «No se recibirá dinero por adelantado, sino que se facturará sobre la entrega. El objetivo es obtener el mejor precio del mercado más un premio. Tampoco se incluye colaterales en la negociación. Esa es una diferencia política de fondo con anteriores procesos», puntualizó Agusto.

Según la Ley de Facilitación de Exportaciones, el transporte de los cargamentos dentro del contrato estará a cargo de la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) y Transportes Navieros Ecuatorianos (Transnave).

Shell, la más opcionada
Durante la apertura de sobres, se constató que se recibieron nueve excusas y solo tres ofertas válidas. Shell Western Supply Services ofreció un diferencial positivo (por encima del WTI) de 71 centavos por barril. La segunda mejor opción fue la de Mitsubishi Corporation, con 25 centavos de premio por cada barril.

Pablo Flores, gerente de Petroecuador, comentó que se invitó a 52 empresas y que la adjudicación final será anunciada en estos días.

Además de este contrato por 20,16 millones, las autoridades están negociando otros acuerdos a largo plazo con Petróleos del Perú–Petroperú S.A., Empresa Nacional del Petróleo de Chile (ENAP), Rosneft Trading S.A. (Rusia) y Petrojam Limited (Jamaica). La entrega de barriles también se dará según la disponibilidad de Petroecuador.

Positivo, pero insuficiente
El exministro de Energía, Fernando Santos Alvite, recalcó que la operación a largo plazo es positiva y permitirá conseguir mejores precios para el crudo ecuatoriano; sin embargo, es insuficiente porque los volúmenes negociados son muy pequeños.

EL DATO
El Gobierno ha hecho 10 ventas ‘spot’ a corto plazo y ha obtenido ingresos por $1.400 millones. De ese total, se han facturado $562 millones.
“Lo que se ha logrado liberar de los contratos con los chinos son montos mínimos. Los 20 millones de barriles que se venderán son muy pocos si se analiza que el país exporta más de 120 millones de barriles al año”, aseveró.

Recalcó que el Gobierno debería aprovechar los mejores precios de la negociación a largo plazo para ir a un reajuste de los valores de los contratos todavía vigentes con China.

“Si fuera a precios de mercado, tendríamos todavía por entregar alrededor de 60 millones de barriles dentro de los contratos de preventa, pero en realidad entregaremos 350 millones. Esto se debe a que en esos acuerdos cada barril cuesta 6 dólares menos que en el mercado”, anotó.

Por su parte, Fernando Reyes, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Petroleros, añadió que, aunque es un avance grande que todo se haga por concurso público, todavía hay aspectos del proceso de comercialización petrolera que se deben transparentar. “Por ejemplo, el país debería saber cómo se llega efectivamente al precio final y qué componentes se facturan en cada cargamento”, afirmó.

Asimismo, se debe analizar si es conveniente seguir vendiendo a intermediarios y no directamente a refinerías, con lo que se podría alcanzar incluso mejores precios.

Finalmente, Santos Alvite lamentó que (Lenín) Moreno ha sido “un presidente muy tibio” con los chinos, y que se necesita más decisión política para negociar con ellos y liberar más crudo para poder hacer más ventas a corto y largo plazo. (JS) 

Fuente: La Hora

www.radiosatelital.com

Anuncia con nosotros